El consumo de cafeína de forma regular puede afectar al cerebro

Así lo indica un estudio de la Universidad de Basilea, donde constataron que la ingesta habitual de cafeína puede afectar a nuestro cerebro.

La diferencia fue especialmente marcada en el lóbulo temporal medial derecho, incluido el hipocampo, esta región del cerebro es esencial para la consolidación de la memoria y recuerdos.

La cafeína se encuentra no solo en el café y te, sino también en las muchas bebidas gaseosas y energéticas. La investigación muestra que el consumo regular de cafeína puede alterar la materia gris del cerebro.

El efecto pernicioso de la cafeína parece ser temporal.

Sin embargo, este efecto parece ser temporal. Se sabe que la cafeína ayuda a la mayoría de las personas a mantenerse alerta, pero tomarla por la noche puede afectar el sueño.
Un equipo de investigación dirigido por la Dra. Carolyn Reichert y el Prof. Christian Cayochen de la Universidad de Basilea y la UPK (Hospital Psiquiátrico de la Universidad de Basilea) realizó el estudio. Como se informó en la revista Cerebral Cortex, se observaron cambios en la materia gris.
La materia gris se refiere a las partes del sistema nervioso central que están compuestas principalmente por cuerpos de células nerviosas, mientras que la materia blanca incluye principalmente vías nerviosas, largos tramos de células nerviosas.

Efectos de la cafeína en el hipocampo
Efectos de la cafeína en el hipocampo

Se estudiaron al menos 20 adultos jóvenes sanos que bebían café con regularidad. Se les dieron pastillas durante dos ciclos de 10 días y se les pidió que no consumieran más cafeína durante este tiempo. Durante el período de estudio, recibieron tabletas con cafeína y tabletas sin ingrediente activo (placebo). Los investigadores examinaron el volumen de materia gris de los participantes al final de cada período de 10 días mediante un escáner cerebral.

La calidad del sueño de los participantes en el laboratorio del sueño se evaluó registrando la actividad eléctrica del cerebro (EEG). Después de 10 días de tomar el placebo, el volumen de materia gris fue mayor que después del mismo período de tomar las cápsulas de cafeína.

La diferencia fue especialmente notable en el lóbulo temporal medial derecho, incluido el hipocampo, un área del cerebro que es importante para la consolidación de la memoria.
“Nuestros resultados no necesariamente significan que el consumo de cafeína tenga un efecto negativo en el cerebro”, recuerda Reichert. «Pero la ingesta diaria de cafeína obviamente afecta nuestro equipo cognitivo, lo que en sí mismo merece un estudio más a fondo».

Aunque la cafeína parece reducir el volumen de materia gris, después de solo 10 días de abstinencia de café, se regeneró significativamente en los sujetos.

“Los cambios en la morfología del cerebro parecen ser temporales, pero todavía no hay comparaciones sistemáticas entre los bebedores de café y los que normalmente consumen poca o nada de cafeína”, dice Reicher.


Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más info

aceptar